Fobia a los Perros

Fobia a los Perros

Rate this post

La fobia a los perros es una de las más contradictorias para algunos. Porque el perro es conocido como mejor amigo del hombre. Es la mascota predilecta de muchas personas y son amados al punto de ser considerado uno más de la familia.

fobia-a-los-perros-1

Desde tiempos muy antiguos se han utilizado para ayuda en actividades humanas como los perros ovejeros o los encargados de halar trineos en la nieve y en la actualidad se usan como terapias en algunos trastornos.

Aunque es normal sentir temor ante la presencia de un can de aspecto amenazante o violento, algunas personas pueden temer persistentemente a perros pequeños e inofensivos.

Las personas que padecen fobia a los perros pueden quedar paralizados del ante la imagen de un canino e incluso ante el pensamiento o sensación de estar cerca de uno.

Este miedo irracional pudiera ser causado, en la mayoría de los casos por algún encuentro traumático durante la niñez relacionado con un perro, en otros casos se debe a la reacción de otros adultos ante la presencia de los perros.

Este tipo de fobia puede limitar bastante a quien la padece, ya que es muy común que las personas tengan uno como mascotas en casa, por lo tanto, la persona se niegue a ir a estos lugares.

Y otras veces, el temor a encontrar uno en la calle y la persona pudiera negarse a abandonar el lugar que considera seguro.

En ambos casos su interacción social disminuiría considerablemente y pudiera desencadenar otros tipos de trastornos.

Síntomas de la fobia a los perros

Algunos síntomas que presentan las personas que padecen de Fobias a los Perros son:

  • Miedo irracional ante la presencia de un perro por muy pequeño que sea.
  • Pensamientos recurrentes de ser atacado por un perro.
  • Ansiedad
  • Sentimientos de ira.
  • Taquicardia
  • Dificultad para respirar.
  • Nauseas
  • Vómitos.
  • Diarrea

Nombre Científico de la Fobia a los Perrosfobia-a-los-perros-2

El miedo irracional por los perros recibe el nombre del Cinofobia. Este término proviene de las palabras “kynós” (perro) y “phobos” (miedo).

Tratamiento de la fobia a los perros

Debido a que este miedo extremo es más común en los niños y es posible que se disipe con el tiempo, se recomienda a los padres animar a sus hijos con experiencias positivas como acercarse y acariciar un perro.

Sin embargo, otras veces es necesario la intervención de un terapeuta que ayude al paciente a sentirse menos ansioso ante sus pensamientos negativos.

Para luego de manera lenta y sistemática exponer al paciente (niño o adulto) a imágenes de perros hasta lograr el contacto real.

Técnicas de relajación y respiración son altamente recomendables para este tipo de fobias.

Video: Fobia a los perros